logo casa ley 160

Guardar

logo casa ley 160

Guardar

campeon ahorro 2018

Nuestra Organización

  • icon Misión y Visión
  • icon Nuestra Historia
  • icon Responsabilidad Social
  • icon Marca Propia

mision vision

 

 

 


MISIÓN

Contribuimos al bienestar de las familias mexicanas satisfaciendo sus necesidades de consumo, a través de la mejor oferta de productos y de una mejora constante en el servicio, en apego a nuestra filosofía de ofrecer siempre “Más Cosas a Mejores Precios”.

 

VISIÓN

Ser la cadena de tiendas de autoservicio multiformato con los mayores niveles de utilidad, productividad y eficiencia, a través del ejercicio de procesos adecuados a las necesidades de nuestros clientes, la ejecución de las mejores prácticas de administración de categorías, el desarrollo de marcas propias y la mejora continua en educación de nuestros colaboradores, para alcanzar así estándares superiores de servicio al consumidor.

nuestra historia 2015

 

La historia de Casa Ley está asociada directamente con la vida de su fundador, Don Juan Ley Fong, el inmigrante chino que puso los cimientos de la que hoy es la cadena de tiendas de autoservicios más importante del Noroeste de México.

La historia de Ley Fong (Lee Fong en chino) es, como la de muchos otros triunfadores, la de alguien que surgió desde abajo para escalar las alturas. Es la historia de quien a los 10 años de edad, tuvo que tomar la decisión que marcó su destino.

Su familia llegó a Mazatlán, México por barco, en busca de fortuna y mejor vida. En 1905, regresaron de nuevo a China.

Seis años después, ya en 1911, el pequeño Lee Fong abandona el hogar tras una disputa con su padre. Para pasar la noche, se aloja a escondidas en un barco que por la madrugada zarpó de manera súbita. Sin quererlo, el pequeño se había embarcado en la mayor aventura de su vida, la que marcaría el derrotero de su existencia.

El polizonte fue descubierto por los tripulantes viajando mar adentro, pasó semanas enteras en ese buque que un raro azar del destino, tuvo como destino final a Mazatlán.

Cuando llegó al puerto mexicano, contó con la ayuda y orientación de otro inmigrante chino, Sixto Pang, quien lo recibió y alojo en calidad de hijo, le ayudó a aprender español y a ajustarse a sus nuevos alrededores. El apellido de Lee se convirtió en español a  “Ley" y él adoptó un nuevo nombre, Juan.

Así es como inició la historia de éxito en México de Juan Ley Fong. Su vida trascendió porque gracias a la semilla que sembró, su apellido, el que nos heredó, se convirtió en sinónimo de desarrollo empresarial dentro y fuera de un país que sin ser el suyo, fue por el que tanto trabajó.

Establecido ya en su nueva ciudad, se inició vendiendo carbón de leña de puerta en puerta y muy  pronto, se las ingenió para ejercer el comercio entre esa ciudad y Guaymas, otro puerto del Pacífico mexicano. Así, Juan Ley Fong se convirtió en una figura establecida en la comunidad.

 
LOS AÑOS DIFICILES
En 1910, estalla la revolución en México. Las circunstancias lo llevaron a convertirse en asistente del general Álvaro Obregón, quien años más tarde sería nombrado presidente de México. Este personaje lo invitó a ser el proveedor de forrajes para su ejército.
Pocos años después, comités anti-Chinos comenzaron a promover en el norte del país un programa antiinmigrantes. En algunos  estados tuvieron éxito y se avocaron a leyes que requerían a todos los negaciones que el 80 por ciento de sus empleados fueran mexicanos. En otros casos, ganaron una  legislación que prohíbe el matrimonio entre chinos y mexicanos. Al mismo tiempo, afiliado a pandillas callejeras acosaban y atacaban  inmigrantes con relativa impunidad.
Bajo ese escenario, Ley Fong regresa a Mazatlán en 1928 y en 1931, conoció a Rafaela López Trejo, con quien se casó poco después.
En pleno auge de la campaña contra inmigrantes en Sinaloa, escapó de la deportación - o algo peor - huyendo a un pequeño pueblo del estado de Durango llamado Tayoltita, ubicado en las montañas de la Sierra Madre.

LA VIDA EN TAYOLTITA
Tayoltita era un centro mineral que estaba en auge así que él encontró trabajo como hortelano de la empresa norteamericana San Luis Mining Company. Ahí nacieron sus nueve hijos, 6 varones y 3 mujeres Siendo el único chino en Tayoltita, los hijos fueron criados casi totalmente dentro de cultura mexicana pero con los fundamentos de la cultura china: la del trabajo y la perseverancia.
Su siguiente paso fue instalar un pequeño establecimiento que se convirtió en la tienda del pueblo.
Durante esos años, puso además una fundición. Compraba metal a los gambusinos de la región, lo beneficiaba y sacaba barras de oro y plata que el mismo vendía al Banco de México. Las ventas las hacia en Mazatlán.
Cuando las angustias económicas estaban plenamente superadas, en el año de 1948 sufrió la traición de un amigo cercano, quien se encargó de dejarlo en la ruina.
Su fortuna se esfumó pero lejos de amilanarse, volvió a la lucha apoyado por toda su familia.

UN NUEVO ESFUERZO
Ley Fong se enfrasco en una batalla por recuperar lo que le habían quitado, recorrió varias partes de México en busca de un lugar en donde emprender una nueva empresa y ofrecer a su familia una mejoría económica.
Durante cuatro años, su primogénito, Juan Manuel Ley, se hace cargo del negocio en Tayoltita.
Es 1954, Ley Fong decidió que la familia se trasladara a la ciudad de Culiacán, la capital del estado de Sinaloa. Buscaba un mejor destino para sus ahorros y para eso compró un modesto establecimiento situado en el viejo centro de la ciudad.
La familia se trasladó a Culiacán y en Septiembre de 1954 nació la empresa Casa Ley.
Aquella decisión trazó el surgimiento de la actual cadena de autoservicios. Hoy, la insignia rojo-y-blanca trapezoidal de Ley se ha hecho común en más de 60 ciudades o municipios de la República.
Para la familia, ahí fue donde el aprendizaje se hizo intensivo. Su vida diaria iniciara a las 4 de la mañana, hora en que se abría la tienda
Era todo un espectáculo ver la dinámica del movimiento que se daba alrededor y adentro de la tienda... Para los hijos de Ley Fong, siempre había tareas por hacer, siempre responsabilidades que cumplir... Lo mismo cargar que descargar, despachar que cobrar o bien salir en camionetas cargadas para repartir tanto en la ciudad como en su periferia.
Todo esto se tradujo en años de esfuerzos y sacrificios, de mucha laboriosidad, así se fue creando la imagen de la empresa.
Sin embargo, la vida de aquel hombre luchador, Juan Ley Fong, llegó a su fin el 26 de Marzo de 1969.

LA NUEVA HISTORIA
Ante la ausencia física de su padre, su primogénito Juan Manuel, asume el control el negocio familiar. En esos años, los supermercados comenzaban a surgir en México, un modelo de negocio que no contaba con la aprobación de Ley Fong, quien decía que “carecían de un toque personal en el servicio”.
Pero Juan Manuel tenía una diversa opinión sobre supermercados, y en 1970, abre el primer supermercado de Ley en Culiacán.
La cadena creció lentamente y constantemente a través de la década hasta que Juan Manuel, en un viaje por San Francisco, conoció a Peter Magowan, dueño de la cadena de supermercados de Safeway. Los dos hombres hicieron amistad y en 1981 Safeway compró el 49 por ciento de Casa Ley. Con la infusión de nuevos fondos, la cadena entró en un período de extensión rápida.
Lo que construyó el primogénito de Ley Fong fue la cadena líder de tiendas en el Noroeste de México, ya con presencia nacional.

responsabilidadsocial 2015

LEY RECOMPENSA TU ESTUDIO
Programa anual de Casa Ley que busca recompensar el esfuerzo de los niños de nivel primaria otorgándoles un paquete escolar a todos aquellos que alcancen un promedio de 9.5 o más. Así, buscamos aportar nuestro granito de arena para beneficiar a la economía familiar a través de la continua motivación a los niños para seguirse esforzando en sus estudios.

LA LOTTO LEY
No es una promoción sino ante todo, una firme manera de reiterar la vocación social de Casa Ley, luego de que con cada sorteo de la Lotto Ley, una parte de lo recaudado es donada a una institución de asistencia o fundación. Es una legítima expresión de la empresa de contribuir y retribuirle a la sociedad a la que nos debemos.

LA FERIA DEL LIBRO
Durante varios años, Casa Ley ha venido fomentando la lectura y la educación y por ello es que hemos institucionalizado la realización de un evento  a través del cual se pretende acercar a nuestros clientes a la práctica de la lectura, convocando a escritores, conferencistas, así como realizar talleres en el marco de este importante evento.

FERIAS REGIONALES
Casa Ley busca apoyar a las pequeñas y medianas empresas de los distintos estados de la Republica donde estamos ubicados, dándoles la oportunidad de presentar sus productos y ponerlos a disposición de nuestros clientes, para que de este modo vayan creciendo y desarrollándose como marca y producto. Para Casa Ley es muy importante que los clientes se sientan identificados con los productos de su región.

marca propia 2015

 La marca propia LEY es una promesa de valor como compañía que evoca actitudes, asociaciones, emociones, además nuestras marcas corporativas contiene nuestros VALORES, BENEFICIOS y PERSONALIDAD, por los cuales queremos que el cliente esté dispuesto  a pagar por nuestros productos.

Estos productos representan a nuestra empresa con el firme compromiso de satisfacer las necesidades, además de superar las expectativas de nuestros clientes en relación Calidad/Precio.

Nuestro firme objetivo es que nuestras marcas sean parte del estilo de vida de nuestros clientes, sean amigables y generen una mayor lealtad para así lograr una conexión con ellos que les llamamos …"Experiencia de Marca".

La promesa de valor o beneficios de nuestros productos hacia nuestros clientes son:


ok Garantía de Calidad

ok Precio Competitivo

ok Producto Exclusivo

Todo esto Garantizado en la Satisfacción TOTAL de nuestros artículos marca LEY o la devolución de tu Dinero.

INFORMACION LEGAL

 

TERMINOS LEGALES

 

PROPIEDAD INTELECTUAL
Este sitio es propiedad de la empresa Casa Ley, S.A.P.I. de C.V., (en lo sucesivo Casa Ley) por lo que todo contenido, texto, gráficos, marcas registradas, nombres y avisos comerciales, logotipos, imágenes, fotografías, audio, clips y software que en él se encuentren, son propiedad intelectual de esta empresa o sus filiales y se encuentran protegidas por la Ley de la Propiedad Industrial, Ley Federal del Derecho de Autor y Tratados Internacionales, por lo que se prohíbe su uso y/o reproducción total o parcial sin previa autorización de su titular.

Casa Ley no concede ninguna licencia o autorización de uso sobre sus derechos de propiedad intelectual relacionados con este sitio.

LIGAS A OTROS SITIOS
Este sitio podría llegar a incluir ligas a páginas web de terceros no filiales de Casa Ley, tales como proveedores, quienes han autorizado a Casa Ley para publicar en este sitio sus marcas y avisos comerciales para estos efectos. No obstante lo anterior, Casa Ley no se hace responsable del contenido de cualquiera de las páginas web correspondientes a dichas ligas, así como tampoco de los productos y promociones que terceros ofrezcan a través de sus páginas web, pues la inclusión de estas ligas tiene por único objeto facilitar a los usuarios la búsqueda y acceso a la información de los contenidos y servicios presentados por terceros.

Las marcas de los productos que dicho terceros ofrezcan al público a través de este sitio, son propiedad de sus respectivos titulares.

LÍMITES DE RESPONSABILIDAD
De conformidad con el artículo 32 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, toda la información o publicidad presentada en este sitio, relativa a bienes, productos o servicios ofrecidos por Casa Ley son veraces y comprobables y de ninguna manera se presentan con el propósito de inducir al error o confusión de las personas que ingresen a la presente página.

Casa Ley se reserva la facultad de modificar en cualquier momento y sin necesidad de aviso previo, los contenidos de su sitio web, así como de las condiciones o términos de uso de la misma.

Teléfono para informes: (667) 759-1000
Oficinas Corporativas: Carretera Internacional  y Calle deportiva Km 1434 Cp. 80020

Tel. (667) 759 10 00 Carretera Internacional Km 1434 Col. Infonavit Humaya. C.P. 80020 Culiacán Rosales, Sinaloa. Todos los derechos reservados  CASA LEY

cl ubica